viernes, 20 de febrero de 2009

Tortugas de las Galápagos

TORTUGAS DE LAS GALÁPAGOS

Las tortugas de las Galápagos, cuyo nombre científico es Geochelone nigra, son las tortugas más grandes que existen (más de 400 Kilos) y la más antigua debe tener más de 170 años.
Estas tortugas gigantes estuvieron distribuidas por todos los continentes, excepto Australia y la Antártica, pero hoy en día solo podemos encontrarlas en zonas delimitadas como las islas oceánicas de Las Galápagos y en la isla Aldagra de las Saychelles.


Ver mapa más grande

Viven principalmente cerca de la costa, sobre suelos cálidos y secos de lava bañados por el Océano Pacífico.

Pueden alcanzar una longitud superior al metro y llegan a sobrepasar los 250 kilos.
En Galápagos se han reconocido más de 15 subespecies de esta tortuga, aunque a día de hoy solo sobreviven 11 y todas ellas en peligro de extinción como consecuencia de la caza, la destrucción de su hábitat, etc.
Se tiene conocimiento de tortugas que han sobrevivido hasta 14 meses sin comida ni agua.
Las distintas subespecies de esta particular tortuga se diferencian en aspectos como la forma del caparazón, el tamaño, la longitud del cuello o la longitud de las extremidades.

Tortuga gigante


La tortuga de las Galápagos ,que en su nombre científico es conocida como Geochelone nigra es una tortuga de la familia Testudinidae, endémica del archipiélago de las Galápagos . Es también la especie de tortuga gigante.
Este animal puede medir más de 1,80 m de longitud y pesar más de 225 kg. Las tortugas de las Galápagos son herbíboras y se alimentan de hierbas rastreras, frutas, hojas y cactus, aunque también se comen carroña cuando tienen la oportunidad y hasta cadáveres de otros de su misma especie. Son animales extremadamente lentos que se mueven a una velocidad de 0,25 km/h. La población actual de tortugas de las Galápagos está estimada en cerca de 15.000 ejemplares, a pesar de que 250.000 vivían en las islas antes de a colonización española. Las islas con las mayores poblaciones de tortugas son la Isla Isabela y la Isla Santa Cruz.
Comportamiento:

Algunos individuos son sedentarios, mientras que a otros parece gustarles la idea de desplazarse, por lo que exploran nuevos territorios. Sin embargo todas deben refugiarse en las horas, colocándose a la sombra de un árbol, entre arbustos o sumergiéndose en pozas de agua lodosa, la que por cierto le quita los parásitos. En ocasiones las tortugas estiran su cuello y sus extremidades, en una pose que llama a los pájaros a acercarse y alimentarse de sus parásitos. Frente a cosas desconocidas, esta especie suele acercarse, oler y luego morder el objeto de su interés.
Subespecies:


Las características morfológicas del gran caparazón óseo de las tortugas de las Galápagos varían de acuerdo con el ambiente de cada isla. Esta variabilidad permite subdividir la especie en las subespecies, cada una característica de una isla. Esta diversidad morfológica fue reconocida por Charles Darwin durante a su visita al archipiélago en 1835, y le sirvió como uno de los argumentos para sustentar su teoría de la evolución de las especies.
Diferentes subespecies:

Dependiendo del hábitat en que habiten estas subespecies se pueden reconocer tres formas básicas en el caparazón que se relacionan con el modo de vida de las tortugas. Un caparazón con forma de domo es característico de las tortugas gigantes que habitan en ambientes húmedos, como en la Isla Santa Cruz o en algunos volcanes de la Isla Isabela. Esta forma les permite desplazarse entre la densa vegetación sin quedar atrapadas entre las ramas. Las tortugas de caparazón con forma de silla de montar pertenecen a habitas desérticos y con poca vegetación, además poseen una elevación en la parte frontal este, que les permite estirar el cuello más que al resto de las tortugas y así alimentarse de las hojas altas de arbustos y de las pencas de los cactus. El tercer tipo de caparazón posee características intermedias de los dos anteriores.
Una de las subespecies se encuentra extinta ya que solo queda un representante de su raza, El Solitario George, último de los suyos: las tortugas de la Isla Pinta. George es un macho que en el año pasado (2008) se ha cruzado con hembras de una subespecie similar con las que convive en la Estación Científica Charles Darwin.
Esta informacion ha sido sacada de la wikipedia y de la pagina

2 comentarios:

ctic dijo...

Buen trabajo, Rafa. Me he permitido la libertad de incluir un mapa de las Galápagos para situarnos y/o por si alguien quiere hacer una exploración visual del sitio.
Formato cuidado e información interesante.
No obstante, la información, cuando viene de distintas fuentes, debe fundirse y organizarse. Hay temas que repites y otros que aparecen sin orden lógico.
Hay que cuidar esos detalles.
Por lo demás , buen trabajo.

Clari dijo...

tengo que hacer un viajar a Galapagos para poder entender y crecer el tamaño de esas tortugas.. realmente son únicas! es bueno haber podido leer también toda la información de ellas